martes, 7 de febrero de 2017

Un acto de repudio en celebración martiana en México

Un acto de repudio en celebración martiana en México
ALEJANDRO GONZÁLEZ ACOSTA | Ciudad de México | 6 de Febrero de 2017 -
23:13 CET.

Como cada año el 28 de enero, en el Círculo Cubano de México (CCM),
fundado en 1937, se realizó un acto cultural, artístico y patriótico en
memoria del natalicio de José Martí.

En esta oportunidad, la celebración contó con un inesperado "sabor
cubano actual", que le aportó la agresiva participación de un grupo de
vociferantes iracundos, quienes dirigieron desde la entrada insultos y
groserías a los asistentes a la velada, así como amenazas de muerte
(grabadas) destinadas al numeroso público, compuesto por cubanos y
mexicanos de todas las edades, niños incluidos y algunas personas con
evidentes limitaciones físicas, que repletó el salón de actos.

Nada importó a la reducida turba con altoparlantes, que bloqueó la
puerta procurando impedir el acto, aunque no lo consiguieron. Mientras
se desarrollaba la celebración, desde el exterior se escuchaban gritos
de "Vamos a exterminarlos a ustedes y a todas sus familias" y otras
frases semejantes.

Esta movilización "espontánea" tuvo como antecedente que cuatro días
antes, el periodista cubano residente desde hace años en México Ángel
Guerra Cabrera (antiguo director en Cuba de publicaciones como el
periódico Juventud Rebelde y la revista Bohemia) publicó en el diario La
Jornada (conocido irónicamente por muchos aquí como Granma News), donde
colabora habitualmente, una nota informativa falsa y mentirosa,
asegurando que el citado día estaría y hablaría sobre Martí en el CCM el
militar cubanoamericano Félix Ismael Rodríguez Mendigutía, quien
participó en la captura de Ernesto "Che" Guevara en Bolivia.

En su nota informativa, titulada "¿En México el asesino del Che?" (La
Jornada, 24 de enero de 2017) afirmaba Guerra Cabrera: "Este es el
sujeto que llega a México el 27 de enero nada menos que como orador
principal de un acto por el aniversario 164 del natalicio de José Martí
a celebrarse el 28 de enero a las 20:00 horas en el Círculo 'Cubano',
centro de actividad contrarrevolucionaria espléndidamente equipado, en
la calle Córdoba 14, colonia Roma Norte".

Aquí incluye un mapa con la ubicación del Círculo, para indicar bien el
sitio. Y para terminar su "cordial invitación", agregó: "Es simplemente
un insulto a la decencia que, en el corazón de 'Occidente',
supuestamente promotor de una cruzada contra el terrorismo, llegue
tranquilamente a la capital mexicana, país amado por Martí, este asesino
de revolucionarios y demócratas. Su presencia misma mancilla la memoria
del Apóstol…"

Evidentemente, más que una nota informativa, se trataba de una clara
instigación a la violencia, un calumnioso llamado a la provocación y a
la agresión, todos estos delitos tipificados y que castigan las leyes
mexicanas.

Utilizar un medio masivo nacional —con una creciente falta de
credibilidad como lo corrobora el fallo de la Suprema Corte de Justicia
en el sonado caso La Jornada vs. Letras Libres (véase el fallo de la
Suprema Corte de Justicia mexicana, del 23 de noviembre de 2011, negando
el amparo solicitado por La Jornada contra la sentencia a favor de la
revista Letras Libres), para convertirlo en un vehículo del odio y la
violencia, es grave. Pero, además, ejecutarlo con aviesa falsedad, es
más grave aún. Y está penado.

Un grupúsculo de vociferantes que se identificaron como miembros del
Partido Comunista Mexicano (disuelto en 1981) y del Colectivo Híjar (por
el marxista mexicano Alberto Híjar Serrano, antiguo profesor
universitario, maestro entre otros del subcomandante Marcos —hoy
subcomandante Galeano— y de la estudiante involucrada con las guerrillas
colombianas Lucía Morett, solicitada por la Interpol), apareció frente
al CCM alrededor de la 1:00 pm, y amenazaron con impedir el acto
programado. Estuvieron un buen rato gritando y lanzando huevos y otros
proyectiles contra la fachada del edificio, y luego se retiraron, pero
prometieron volver.

Y lo cumplieron: alrededor de las 7.00 pm se encontraban de nuevo
entorpeciendo la entrada al Centro, gritando insultos y vejaciones
todavía más ofensivas a quienes se presentaron. No pudieron impedir el
acceso de los invitados y tampoco lograron penetrar en el Centro, porque
los que estábamos allí se lo impedimos, aunque lo intentaron varias veces.

Como único orador programado en el acto, me correspondió el gran honor
de recordar a Martí, en tales circunstancias que hicieron variara el
discurso preparado para la ocasión. Había propuesto hablar del Martí
menos conocido, a través de varias anécdotas y textos ilustrativos, pero
la agresión de la que éramos víctimas me indujo a reconsiderar mi
propósito inicial, y adecuarlo a las circunstancias.

Con el "fondo musical" de los gritos provenientes de la calle,
amplificados por altavoces y golpes en la puerta, comencé por señalar
que ni aún en los peores tiempos de la dominación española Martí debió
hablar bajo semejante violencia. En otro momento daré cuenta más amplia
de lo que dije entonces.

Pero nunca apareció ese "asesino del Che Guevara" al que estaban
esperando los gritones. (Si acaso alguien lo había invitado era a título
personal y, no como orador, sino como asistente.) En su defecto,
frustrados en su espera, amenazaron y aterraron a mujeres y niños,
ancianos y otras personas pacíficas que se habían reunido en un lugar
privado y legalmente constituido desde hace 80 años para celebrar en la
tierra libre mexicana el recuerdo de José Martí, campeón de la
democracia cubana, que algún día regresará a la Isla, para que la
República sea, como él exigió, "con todos y para el bien de todos", y no
el patrimonio exclusivo de una casta militar represora.

Source: Un acto de repudio en celebración martiana en México | Diario de
Cuba - http://www.diariodecuba.com/internacional/1486400187_28724.html

jueves, 29 de diciembre de 2016

Los niños cubanos y la Declaración Universal de los Derechos Humanos

Los niños cubanos y la Declaración Universal de los Derechos Humanos
Los infantes en la Isla son obligados observar la violencia contra los
opositores
Miércoles, diciembre 28, 2016 | Marlene Azor Hernández

MÉXICO.- El gobierno cubano viola muchos de los contenidos de la
Convención de los Derechos del Niño de la ONU. El primero de ellos es
trasladarlos a los "actos de repudio" contra los opositores. La
utilización de los infantes y adolescentes en la observación de la
violencia física y verbal contra los activistas, es una violación a sus
derechos de bienestar físico y psíquico recogidos en la Convención de la
ONU. En este caso, es el gobierno quien genera la violencia y la impone
a los pequeños.
Hoy, no existe ninguna garantía contra la repetición de estos actos de
violencia contra los niños y los adolescentes cubanos.

Las recomendaciones del Comité de la ONU que monitorea la aplicación de
los Derechos del Niño a los Estados parte, le señalan al gobierno cubano
los siguientes incumplimientos el 3 de agosto del 2011:

"…reitera su preocupación con respecto a la legislación vigente en el
Estado parte, que fue promulgada antes de la Convención, en particular,
al Código de la Familia, de1975; el Código de la Niñez y la Juventud ,
de1978; y el Decreto-Ley Nº 76, "De la adopción, los hogares de menores
y las familias sustitutas", de 1984. Al Comité le preocupa también que
el Estado parte experimente dificultades para promulgar nuevas leyes o
modificar la legislación vigente, incluido el proyecto de Código de la
Familia."

Más adelante señala:

"El Comité recomienda al Estado parte que adopte las medidas necesarias
para que la difusión y promoción de los derechos del niño y sus
esfuerzos encaminados a concienciar al público en general, y a los niños
en particular, estén en consonancia con los principios de la Convención.
El Comité recomienda también al Estado parte que adopte todas las
medidas necesarias para ofrecer capacitación adecuada y sistemática
sobre los derechos del niño, haciendo hincapié en su condición como
titular de derechos, a todos los grupos de profesionales que trabajan
directa o indirectamente con los niños, incluidas las fuerzas del orden,
los maestros, el personal de la salud, los trabajadores sociales, y el
personal que trabaja en todas las modalidades alternativas de cuidado de
los niños."

Con relación al papel de la sociedad civil cubana indica:

"El Comité toma nota de la información proporcionada durante el diálogo
de que en Cuba están registradas más de 2.200 organizaciones de la
sociedad civil. Sin embargo, al Comité le preocupa que con frecuencia
las organizaciones de la sociedad civil, como la Federación de Mujeres
Cubanas, la Unión Nacional de Juristas de Cuba y la Organización de
Pioneros José Martí, sean consideradas entidades rigurosamente
vinculadas al Gobierno. Preocupa también al Comité que la sociedad civil
cubana no sea totalmente independiente y no haya participado o no haya
sido consultada de manera suficiente en la formulación de la política y
el desarrollo de los programas relativos a los niños, ni en el proceso
de elaboración del informe al Comité de los Derechos del Niño."

Sobre el castigo corporal a los niños, el comité señala:

"Si bien el Comité toma nota de que en el nuevo proyecto de Código de la
Familia quedará eliminada la disposición que faculta a los padres para
'corregir adecuada y moderadamente a los hijos', como se indicó durante
el diálogo, expresa preocupación por que en el Estado parte aún se
mantengan en vigor las disposiciones que permiten a los padres y tutores
administrar esos castigos a los niños (artículos 86 y 152 del Código de
la Familia). Además, al Comité le preocupa que los castigos corporales
se utilicen con frecuencia en las escuelas e instituciones sociales como
medida 'disciplinaria'."

El Comité de la ONU sugiere:

"La elaboración de una estrategia nacional completa para prevenir y
combatir todas las formas de violencia;

ii) La imposición de una prohibición legal explícita de todas las formas
de violencia contra los niños;
iii) La consolidación de un sistema nacional de recopilación, análisis y
difusión de datos, y de un programa de investigación sobre la violencia
contra los niños."

Ninguno de estos incumplimientos han sido corregidos en el Código de
Familia, en el Código de la Niñez y la Juventud, no se han tipificado
las formas de violencia contra los niños ni las penalidades a los
responsables en Código penal cubano. Para el gobierno cubano no hay
violencia contra ellos en el país.
El Estado mantiene en secreto las estadísticas de violencia contra los
niños, la cantidad de centros correccionales, la cantidad de población
infantil y adolescentes en esos centros, las normas que allí están
vigentes, el sistema de protección contra los atropellos a los niños, y
no difunde los Derechos de la Convención del Niño de la ONU en la
opinión pública nacional. La violencia intrafamiliar e institucional
contra los infantes es un información oculta al escrutinio ciudadano y
la prohibición de la ciudadanía a participar en las políticas públicas
contra este tipo de violencia en el país sigue siendo un tema tabú en la
opinión nacional. No es un problema de recursos económicos, es la
política expresa de mantener en silencio los graves problemas que se
acumulan en la Isla, aunque la creciente espiral de violencia deje en la
indefensión a niños y adolescentes y se les sigan violando esos derechos
que en primer lugar desconocen.

Todos los niños cubanos tienen que prometer ser como el Che en todos los
matutinos de cada escuela, son conducidos a presenciar la violencia
física y verbal contra los opositores, pero ninguno conoce cuáles son
sus derechos y a quién acudir cuando son violentados. Por eso, llega a
suceder, que quemen la Declaración Universal de los Derechos Humanos en
una fogata improvisada y se desconozcan los casos de prostitución
infantil y adolescente, ligados al turismo, algo que también señala el
Comité de la ONU.

Source: Los niños cubanos y la Declaración Universal de los Derechos
Humanos | Cubanet -
https://www.cubanet.org/opiniones/los-ninos-cubanos-y-la-declaracion-universal-de-los-derechos-humanos/

Gobierno cubano usa a niños de primaria en acto de repudio contra opositores

ENTREVISTA COMPLETA, SIN EDITAR, CON LA "PSICOLOGA" DE LA CUMBRE

viernes, 16 de diciembre de 2016

Familia arrestada durante duelo por muerte de Fidel Castro espera juicio

Familia arrestada durante duelo por muerte de Fidel Castro espera juicio
diciembre 12, 2016
Martinoticias.com

Acusados por "difamación a los mártires de la patria", tres hijos y una
madre permanecen detenidos desde hace 16 días. Durante el arresto,
fuerzas del régimen vandalizaron su vivienda y les hicieron un acto de
repudio.
Los activistas del Movimiento Cubano Reflexión (MCR) Adairis, Anairis
Miranda y Fidel Batista permanecían este lunes en Instrucción Penal, en
las afueras de la ciudad de Holguín, a la espera de juicio, mientras que
Maydolis Leyva Portelles, madre de los tres jóvenes, se encuentra bajo
reclusión domiciliaria hasta tanto se realice la vista oral.

La familia opositora fue acusada por "difamación a los mártires de la
Patria" el pasado 27 de noviembre, durante los días de duelo por la
muerte de Fidel Castro y anoche le informaron a Leyva Portelles que hoy
lunes le celebrarían el juicio a los cuatro, dijo la mujer a Martí Noticias.

"Me presenté temprano en instrucción penal donde debía reunirme con mis
hijos para ir al tribunal, sin embargo, al rato me dijeron que el juicio
se había suspendido y no me mencionaron una posible fecha, explicó.

En el procedimiento penal que se sigue en Cuba con los detenidos, estos
podrían estar hasta 20 días bajo proceso de instrucción. En el caso de
los activistas acusados "ya llevan 16 días y aún no se sabe qué pasará
con ellos y conmigo", alertó la mujer.

Leyva Portelles dijo la semana pasada al periodista Luis Felipe Rojas
del programa de Radio Martí Contacto Cuba que sus hijas Adairis y
Anairis, de 27 años de edad, salieron de la casa a una gestión personal
y fueron detenidas en las inmediaciones del Parque "Calixto García" por
el oficial del 'Departamento de Enfrentamiento al Enemigo', Freddy
Agüero Allen, acompañado de otro agente que se hace llamar 'Evelio'.

La activista relató que, sobre las seis de la tarde, luego de ser
liberadas, empezaron a pasar por su casa varias personas gritando
consignas y diciendo que ellas "habían roto el luto", y así comenzó un
acto de repudio de unas "trescientas o cuatrocientas personas", indicó.

"Empezaron a tirar bolsos con tierra, con sancocho de puerco, con
basura. Hubo una persona que quería lanzar una lata con excrementos. Nos
escupieron por la ventana y a la niña (10) le dieron una pedrada, (…)
tiraron abajo la reja con una barreta. Al regresar vimos que nos robaron
hasta los mandos del televisor y el DVD, rompieron dos ventiladores, la
antena del televisor, la cama donde duerme mi hija Anairis, acabaron…",
señaló la mujer.

Durante el arresto, fuerzas de la policía, de la Seguridad del Estado y
Brigadas de Respuesta Rápida vandalizaron su vivienda, ocupándoles una
laptop y una cámara fotográfica.

La opositora insiste en que su familia no ha cometido ningún delito y
advirtió que fueron las propias autoridades locales las que realizaron y
permitieron acciones violentas contra ellos.

Source: Familia arrestada durante duelo por muerte de Fidel Castro
espera juicio -
http://www.martinoticias.com/a/cuba-confinados-en-instruccion-penal-holguin-/135293.html

sábado, 10 de diciembre de 2016

Documental Gusano

Periodista independiente revela el modus operandi de la represión contra las Damas de Blanco

Periodista independiente revela el modus operandi de la represión contra
las Damas de Blanco
DDC | La Habana | 9 de Diciembre de 2016 - 20:38 CET.

Un periodista de la publicación independiente Havana Times, que logró
colarse en los preparativos de uno de los actos de repudio con que el
régimen reprime los domingos a las Damas de Blanco, reveló detalles del
modus operandi de estos mítines organizados por el Partido Comunista.

Describe cómo desde temprano los convocados son reunidos en una
sala-teatro del PCC del municipio 10 de Octubre, donde reciben
orientaciones para cumplir el "papel" de "subordinarse a los compañeros
que tienen la misión de organizar y dirigir el enfrentamiento".

Como en un guión, les explica que tienen que "hacer acto de reafirmación
revolucionaria, cantar el Himno Nacional y el del 26 de julio, empuñar
banderas, agitar los carteles de propaganda" y los alerta de "estar
concentrados en el objetivo" porque si fallara podría "traer graves
consecuencias que repercutirán en el prestigio del país, en la imagen
del pueblo revolucionario".

El periodista cuenta cómo la encargada de coordinar el mitin habla de
"no tocar a las Damas de Blanco" a quienes llama "auras", porque "para
eso están las Marianas, encargadas de golpearlas si es necesario, y
conducirlas hasta las patrullas, de conjunto con los compañeros del MININT".

Ya en el lugar —la sede del movimiento opositor femenino—, los
convocados tendrán que "estar tranquilos y disciplinados donde les
indiquen estar". Así lo dice la funcionaria que admite "que nada es
improvisado, todo está pensado hasta en los mínimos detalles".

Según la descripción del reportero, ni a bordo del ómnibus para el
traslado los participantes saben el destino exacto. Ni siquiera al
llegar van directo al lugar (la vivienda de esquina Cumbre y E, en Lawton).

Reunidos en un galpón a tres cuadras de distancia se sientan en sillas
alrededor de un círculo según las organizaciones a la que pertenecen
(UJC, CDR, FMC, PCC y a centros de trabajo o estudiantiles) acompañados
por patrullas y motos, militares, policías, funcionarios de la Aduana y
otros tantos vestidos de civil, detalla.

El periodista cuenta un mínimo de tres personas por cada organización o
centro laboral, "una cifra mínima para cumplir, para evitar el
señalamiento, la humillación y las sanciones", como pueden ser
"descuento salarial, negativas a viajar al extranjero, bajar de
categoría en la evaluación del desempeño laboral".

Fiesta 'revolucionaria' bajo vigilancia y control

El acto repudio que describe el artículo de Havana Times incluye música,
bailes, toda una fiesta popular en la que una de las participantes que
arregla el peinado a una niña de seis años dice que todo "es para
despistar… que vean vinimos a divertirnos, no a realizar ningún
enfrentamiento contra las Damas de Blanco".

Más tarde, llaman a los futuros "enfrentadores" por organizaciones,
luego por centros de trabajo, y cada cual espera para situarse en la
cola donde un grupo de personas entregan una merienda fuerte (pan bien
nutrido con jamón y queso, yogur y dulce) y otra normal (pan con
jamonada y refresco en polvo).

El reportero explica cómo una bailadora de unos sesenta años llama a las
Damas de Blanco "escorias" que se "hacen acompañar de unos gorilas
enormes para que las defiendan" y otros alertan de que "llevan abanicos
con láminas de cuchillas de afeitar en las puntas".

Está prohibido merodear, pero algunos salen y regresan con rositas de
maíz, potes de helado o compras que vienen envueltas en bolsas de
shopping: aceite, jabones, detergente. Los menos se las han arreglado y
han traído camuflados de sus casas pomos de ron, "para soportar la larga
jornada que los espera", según dice una mujer que trabaja en Gastronomía.

El periodista intenta sacar el teléfono para hacer fotos pero se lo
prohíben de inmediato. Sigue describiendo el ambiente de vigilancia y
control a todo alrededor del sitio. También cómo pasan las horas y los
"enfrentadores" hablan de otro día perdido, de que "las gusanas empiezan
a entender la fuerza invicta de la Revolución", que "son auras asustadas
a las que hay que asfixiar de una vez por todas", "ratas a las que no se
puede perder de vista porque aprovechan a lanzar la mordida y vomitar su
veneno contrarrevolucionario".

Finalmente, salen las Damas de Blanco y los activistas, y allá van los
convocados con las banderas ahora desplegadas, numerosos carteles de
propaganda "revolucionaria" y frases para increpar a la "gusanera", más
momentos de calma y otra vez a la carga, ahora para romper los volantes
arrojados desde el segundo piso de la sede.

El relato del medio independiente sigue con la descripción del momento
en que las mujeres y activistas salen, son intervenidos contra su
voluntad de forma violenta y los conducen hacia los distintos vehículos
para su traslado a unidades policiales.

Después de ello, narra otros momentos de música a toda voz mediante
bafles encima de camiones que forman parte de la movilización; más
fiesta "revolucionaria" y por último la hora de hacer recogida de todos
los participantes en el mismo ómnibus que los llevó al mitin, previo
conteo de que estén todos.

Video:
https://youtu.be/pW7i48fSCZ4

Source: Periodista independiente revela el modus operandi de la
represión contra las Damas de Blanco | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/derechos-humanos/1481312337_27305.html

jueves, 20 de octubre de 2016

Acto de repudio (cuento)

Acto de repudio (cuento)
19 octubre, 2016 6:57 am por Waldo González López

Miami, USA, Waldo González, (PD) (He cambiado los nombres de los
personajes y la situación originales, aunque los hechos aquí narrados
son verídicos, pues me sucedieron a mí, en 2010, pocos meses antes de
venir definitivamente, con mi esposa, a Miami, donde resido desde julio
de 2011).

-¡Oiga, váyase de Cuba si no le gustan Fidel ni el gobierno…!
Así le gritó el Viejo, amenazante, mientras intentaba propinarle
bastonazos al hombre, que ahora retrocedía unos pasos, tratando de
defenderse de los amenazantes golpes del recalcitrante anciano.
Otra vieja, no menos contumaz a su lado, les gritaba—con igual o mayor
nivel de decibeles— a todos los que repletaban la siempre concurrida
parada de la céntrica calle Infanta, en el municipio Centro Habana,
donde se esperaba, sin muchas esperanzas, el muy demorado arribo de
algún destartalado ómnibus, anhelado inútilmente durante horas:

—¡Sí, también en otros momentos él se ha puesto a hablar mal de la
Revolución: que si la vida está muy difícil aquí, que si Fidel está ya
muy viejo, qué sé yo…! —arremetía de nuevo, grito mediante, la vieja,
intentando atraer la atención, robada por su no menos imbécil
compañero/camarada de escándalos públicos a que estaban sometidos, en
plena calle, los ciudadanos de la desvencijada capital del ya paupérrimo
país, desde las tristemente célebres Marchas del Pueblo Combatiente,
impuestas por la Gerontocracia a los corderos trabajadores cubanos.
2
Esa mañana el Hombre había despertado con la amargura, el desánimo y el
desaliento acumulados durante tantos días, meses y años, sentimiento tan
propio de muchos, de tantos, de todos sus coterráneos que
padecían/padecen una absurda sobrevida en la Isla sin Esperanza, antes
denominada Isla de la Libertad en los ahora ex países socialistas, como
él había comprobado en un ya distante viaje a Polonia, gracias a un
premio nacional otorgado a uno de sus libros de versos.

Una causa lo obligaba a tal amargo sentir: el cotidiano y magro
des-ayuno (ergo: famina (ital.), faim (franc.), hunger (ingl.), en suma:
hambre cotidiana, inacabable, ad aeternum: por y para siempre esa
hambruna a la cubana, como jamás imaginara ni escribiera, ensu hoy tan
actual novela Hambre, el Premio Nobel danés Knut Hamsum. Cenital lectura
recordada/imaginada por el sesentón profesor de Literatura Cubana y
Universal, cuya avidez (ahora sí hambre, pero intelectual) había llenado
durante décadas con infinidad de hondas lecturas de títulos y autores de
diversas nacionalidades.

Pero qué triste resulta—pensaba «el Profe», quien tanto influyera en la
cultura literaria de aquellos entonces muchachos que lo apreciarían
ahora, mañana y siempre, en Madrid, Ciudad de México y Miami, entre
otras ciudades donde viven—apenas despiertas cada mañana del mundo y
ocupar tu cerebro con un tema tan necesario, pero al mismo tiempo tan
elemental como el desayuno, el almuerzo y la comida de cada día.
3
La Habana, 10 de agosto de 2010
«Año 52 de la Revolución»

A: IraidaCampos
Subdirectora del Preuniversitario Cirilo Villaverde
Asunto: Informe de expresiones incorrectas

Referencia: Sobre el ciudadano Walter Gómez Luna, profesor de esa
institución docente, vecino de calle Infanta, Municipio Centro Habana.

Compañera: Tengo bien a informarle las expresiones del profesor de
referencia, el día 10 de agosto del presente año, a las 8.15 a.m., en la
céntrica parada de Infanta y Benjumeda, en Centro Habana, la cual estaba
concurrida. Walter llegó, preguntó la hora y comenzó a expresarse mal de
la Revolución: que a él no podían hacerle cuentos, porque él había
viajado fuera del pais, nadie le contestó, dijo que con tantos problemas
en el país y «el Anciano» (así dijo) sigue cada día, apareciendo cada
tarde a las 6 de la tarde en la innecesaria y aburrida Mesa Redonda, con
su bola mágica, acusando a los Estados Unidos, causantes de una ya
inminente guerra nuclear, creyéndose que él puede arreglar el mundo y
justificando el hambre y la pobreza del país. Esto lo expresó de forma
burlona y despectiva. Pero dijo también que él era profesor, que la
educación estaba, como tantas otras cosas, en crisis, que la TV, la
radio y la prensa escrita solo habla de los supuestos triunfos de la ya
decadente Revolución, que ya esto no da más, que por culpa de su
egolatría y el gobierno «castrense», que por su fracaso, debe cambiar o
desaparecer, porque ya aquí no se puede vivir. En esto le salió al paso
el compañero de 82 años, combatiente del Clandestinaje y del Ejército
Rebelde, miembro del PCC y de la Asociación de Combatientes de la
Revolución Cubana Ruperto O. Hernández Padilla y se formó una fuerte
discusión, el compañero soltó el bastón, se le paró frente a Walter, y
fue cuando él se calló. Estas expresiones las ha tenido en otras
ocasiones en presencia de la compañera combatiente del Batallón Femenino
«Lidia Doce Sánchez», Amalia Abreu Marín, que ahora también le salió al
paso, ya que no había denunciado el caso hasta ahora, porque no sabía
quién era ni donde trabaja Walter, hasta hoy, cuando, tras el grave
incidente callejero, seguimos sus pasos, para lo cual tomamos el mismo
ómnibus, y ahora lo informo en su centro laboral para que lo sepa y
confiamos sea llevado a una estación de Policía y a los tribunales
revolucionarios, donde esperamos sea juzgado como corresponde por la
gravedad política del hecho.

Revolucionariamente

Amalia Abreu Marín Ruperto O. Hernández Padilla
(firma) (firma)
(Copia exacta de la carta, recibida por la Secretaria de Partido,
IraidaCampos, en horas de la mañana del 18 de agosto de 2010).
4
—Compañeros, como previamente se les comunicó, esta mañana debemos
analizar una lamentable situación en la que intervino el profesor
Walter, quien en una céntrica parada de este municipio Centro Habana
protagonizó un desagradable hecho, según consta en el informe presentado
a nuestra compañera y Secretaria del Partido Iraida Prados, por los
compañeros combatientes de la Sierra: Amalia Abreu y Ruperto O.
Hernández Padilla —así inició la reunión que, convocada por el núcleo
del Partido, presidía la directora del Pre., Isabel Mota, quien
continuó—: Como se denuncia en ese Informe, Walter se expresó, no solo
«de forma burlona y despectiva» acerca del Comandante en Jefe, sino que,
peor aún, dijo que «la educación estaba, como tantas otras cosas, en
crisis». Pero, no conforme todavía, dijo que el gobierno, por su
fracaso, debe cambiar o desaparecer, y que «aquí no se puede vivir».
Como escuchan, compañeros, este es un caso muy delicado, pues se trata
del Comandante en Jefe y este hecho puede afectar al centro y a todos
nosotros… Por favor, queremos escuchar sus opiniones, para entre todos,
hallar las medidas que debemos adoptar.
—Walter, ¿cómo pudiste meter la pata así, tú, que eres una persona
inteligente? —expresó, un tanto solidario, su colega profesor Miguelito.
—Coño, compadre, no la pensaste. Tú sabes cómo hay oportunistas en la
calle, que está en candela, sobre todo ahora, con los ataques a las
Damas de Blanco… —dijo, más osada y siempre fraternal por su amistad de
tantos años ,la también profesora Gladys.
—Nos apena mucho, compañeros, pero debemos tomar una medida drástica,
ejemplarizante, porque el grave hecho acontecido puede llevar a prisión
a Walter y lo que es aún más grave —según expresó la compañera
directora—, puede dañar el prestigio de nuestro centro y nuestro
colectivo —subrayó, con tono sibilino y su mirada lastimosa de ciertas
ocasiones, la mediocre y serpenteante Iraida.
La subdirectora, con su rostro de clásica mosquita muerta, desde años
atrás envidiaba a su acusado colega, quien, apenado por la cotidiana
queja de carencia de dólares de su ahora jueza, a menudo le regalaba un
bolígrafo u otro artículo —adquirido con la ayuda en CUC enviada cada
mes por su hijo Darío Damián desde Miami— que tan necesarios resultan a
los paupérrimos profesores cubanos.
—Caballeros, yo creo que no es para tanto—subrayó, con su acostumbrada
honestidad y nada oculto rechazo a la injusticia que ya avizoraba
cercana, Tony, el más joven profesor, también poeta, y continuó—:Que un
viejo se encarne en uno y, como se afirma en el Informe, lo ataque a uno
con un bastón, en una céntrica parada y en plena vía pública, solo por
el respaldo de que mil años atrás hizo lo que tantos: irse a la lucha en
la Sierra… Y, para colmo, lo denuncie a uno en el centro de trabajo,
provocándole todo este lío que puede causarle hasta una injusta
detención y mucho más…Oigan, quién es ese viejo jubilado y cagalitroso
que no hizo ni hará nunca lo que ha hecho Walter: un destacado profesor
y poeta, reconocido con premios nacionales y un montón de libros
publicados… No, qué va, yo no estoy a favor de tomar ninguna medida
«ejemplarizante», como dijo la subdirectora…, porque, imagínense, a
cualquiera de nosotros, profesores como él, nos puede pasar lo mismo:
cualquier mañana amanecemos obstinados por tantos problemas: que si la
mayoría de las cosas funcionan mal: que si la guagua, que si los
apagones, que si los médicos quieren irse en misión a Venezuela para
cobrar dólares y traer numerosos equipos eléctricos para su casa y otros
para venderlos en el propio barrio a sus vecinos, abandonando así el
«sagrado servicio» que juraron al graduarse: atender a los pacientes
enfermos en su propio país… Coño, caballeros, esto no es fácil…
5
Ciudad de La Habana, 14 de septiembre de 2010
«Año 52 de la Revolución»

Consejo de Trabajo y Comisión de Ética. Pre Cirilo Villaverde
Delegación MINED, Municipio 10 de Octubre

El Consejo de Trabajo y la Comisión de Ética del Preuniversitario
«Cirilo Villaverde», integrada por las compañeras que resultaron
seleccionadas en Asamblea General del 2008: IraidaCampos, presidenta;
María de la Caridad Martínez, miembro, y Amparo Suárez, miembro, se
reunió para analizar el caso del profesor Walter Gómez Luna, el cual
tuvo una actitud no apropiada en la vía pública, el pasado 10 de agosto
del presente año, y fue conocida en esta Delegación por la queja
presentada por los dos testigos del hecho en cuestión.
En el análisis efectuado por el Consejo de Trabajo y la Comisión de
Ética se tomaron en consideración el estado general de alteración
emocional que presenta el profesor Walter Gómez Luna, el cual lo ha
llevado a pensar en su jubilación, y su actitud demostrada al reconocer
el hecho acaecido el pasado 10 de agosto del presente año, cuando se
expresó en público de manera no adecuada.
Reconocemos la larga trayectoria profesional del profesor Walter Gómez
Luna, avalada por décadas de una seria labor y respaldada además por su
trayectoria como escritor, con lauros de significación nacional. No
obstante, el Consejo de Trabajo y la Comisión de Ética del
Preuniversitario «Cirilo Villaverde» acuerdan lo siguiente:
Aplicarle del Capítulo I del Reglamento del Código de Ética, el inciso
C, el cual plantea:
Suspensión definitiva del puesto de trabajo como profesor de este centro
educacional, por no reunir los parámetros exigidos por el MINED para
ocupar tal cargo, que debe ser ejemplo ante el alumnado, cuya meta es
formar el Hombre Nuevo planteado por el inolvidable revolucionario y
comunista e internacionalista cubano-argentino Ernesto Che Guevara.
6
—Walter, deja de pensar en ese Pre, en tus alumnos y, sobre todo, en esa
canalla Iraida, quien olvidó sus lloriqueos y todo lo que, por lástima,
le regalabas a menudo, empleando los CUC que mensualmente nos envía, con
sacrificios, nuestro hijo desde Miami. Y mira cuánta preocupación les
has provocado a él, a mi hermano Osvaldo y mi cuñada Daisy, quienes
constantemente nos llaman a ver en qué paró la cosa, si por fin te
botaron, si estás muy alterado… Nada, la verdad es que, como bien
dijiste en esa maldita parada de Centro Habana, por culpa de este
gobierno de mierda, este país ya no da más. Mira, chico, así no podemos
seguir. Vamos a tener que ir pensando en la propuesta de nuestro hijo,
de mi hermano y mi cuñada…Ya aquí no hacemos nada, ni tenemos futuro… Tú
mismo: qué vas a hacer ahora sin un trabajo; por lo menos, hasta el lío
tuyo, eras un profesor respetado y, aunque te pagaban una basura, ese
escaso dinero nos respaldaba para sobrevivir y, si enviabas tus
poemarios a concursos y ganabas, podías publicarlos y nos entraba más
dinero. Así te mantenías útil, en fin, vivo, pero ahora… No, si es lo
que te digo: tenemos que pensar en serio la propuesta de nuestra familia
en Miami, porque además, qué carajo hacemos aquí, si no tenemos a nadie
de la familia, pues todos están allá esperándonos… Y, por fin, qué
esperanzas hay de que esto cambie… Si no ha pasado nada en más de medio
siglo… Mira, chico, es más: El mismo lunes empezamos a preparar los papeles…
primaveradigital2011@gmail.com; Waldo González

Source: Acto de repudio (cuento) | Primavera Digital -
http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/acto-de-repudio-cuento/

75 Domingo Represivo vs #TodosMarchamos